Brasil

Conflictividad Civil

De acuerdo al estudio del World Justice Project, los tres conflictos de vivienda y tierras más recurrentes en Brasil están dados por problemas con el arrendador sobre el contrato de arriendo, pagos, reparaciones, depósitos o evasión (4%); problemas con el arrendatario sobre el contrato de arriendo o daño a la propiedad (3%); títulos de propiedad, tierra y permisos para construir en la propia vivienda (2%).
Según cifras otorgadas por la Secretaría Nacional del Consumidor, comparativamente con el año 2016, el sector que más ha aumentado en las reclamaciones es agua y alcantarillado, verificándose un alza de un 13,2%, los principales problemas que motivan las presentaciones son en su mayoría problemas de cobranza reuniendo son problemas en la cobranza con un 40,8%, le siguen problemas con el contrato con 16,6% y vicios por la mala calidad del producto o servicio con 13,1%.
De acuerdo al estudio realizado por World Justice Project, en Brasil los problemas asociados a deudas y dinero representan el 38% de las reclamaciones legales totales.
Según el Índice de Confianza en la Justicia Brasileña (Fundação Getúlio Vargas), al ser consultadas sobre si apelarían ante el Poder Judicial para solicitar medicamentos de alto costo que no están disponibles en el Sistema Único de Salud (SUS), el 88% de las personas encuestadas dijo que sí.
De acuerdo al estudio realizado por World Justice Project (2018), los tres conflictos en relaciones de pareja y familia más comunes en Brasil son el Divorcio o separación (6%); amenazas o violencia física por parte de la pareja actual, ex pareja u otro miembro del hogar (4%); Desacuerdo por la división de una propiedad tras la muerte de un familiar (3%); Dificultades para obtener el pago de pensiones de niños (2%).
A fin de disminuir la contaminación acústica, se creó el programa de silencio urbano (PSIU) del Ayuntamiento de la Ciudad de São Paulo, con el objeto de hacer más pacífica la convivencia entre los ciudadanos. Permite a las personas quejarse por cualquier medio de cualquier ruido que supere los niveles determinados por la ley federal, estatal o municipal.